Miedo y pánico, como enfrentarlos?

03 Miedo al pánico

El pánico nos hace huir siempre en la dirección equivocada.

Cuanto más intentemos negarlo o evadirlo más nos atormentará. Que hacer entonces? Responder a sus demandas irracionales? No, el miedo requiere un tratamiento diferente.

Actualmente existe una gama amplísima de limitaciones que sufren las personas a causa del miedo transformado en pánico: lugares abiertos, sitios cerrados, evitación de enfermedades y contagios, perdida de la cordura, reacciones fisiológicas, (desmayos, vómitos , incontinencia), animales, accidentes en la carretera, viajar en avión, hablar en público, sin olvidar el miedo a los ángulos rectos o a los espejos, entre otros. Todos ellos funcionan de forma similar y tienen por efecto la anulación total o parcial del desarrollo natural de la vida de quien los padece, que condiciona su trabajo, actividades y relaciones  a defenderse del pánico . Cuando esto alcanza características constantes y fijas respecto al objeto o situación que atemoriza se constituye una fobia en toda regla.

El miedo es una señal quizá las más poderosa y primitiva, es  una emoción   que en principio es funcional, es decir que es útil y necesario para la supervivencia y protección del ser humano. Nos alerta de aquello que puede ser peligroso y de lo que debemos alejarnos o evitar

Y ahí está el punto complicado.¿ Cuando un peligro es real?  ¿Cuando el miedo está justificado?

Las personas a diferencia de otros seres vivos, construimos en torno a mecanismos necesarios y naturales , problemas ,  síntomas y patologías.

Leer más