Las fiestas, alegría alegría?

estrella_deseoLas fiestas, Las Navidades, El Fin de Año, reyes. Es esta una época cargada de emociones. Muchas de ellas son positivas, fe, esperanza, reconciliación y otras tantas no. Se echa de menos a las personas que no están, nos sentimos obligados a reunirnos con familia sin demasiadas ganas, el balance del año no es como hubiéramos deseado.

Por mucho que se quiera uno evadir, las fiestas, más allá de las creencias religiosas, marcan un momento importante del año.

Hay quienes las viven intensamente y hacen muchos regalos y preparativos. Sobre todo los niños , disfrutan muchísimo de esta época.

Los niños suelen también ser la excusa para mantener la tradición “uno lo hace por ellos” se suele escuchar.

Con lo años estos días parecen que van tomando un tono de obligatoriedad . La mayoría de las personas sienten cierto agobio y desearían pasarlas por alto, pero finalmente sienten cierta imposición a reunirse y cumplir con los rituales.

Como no pelearse con estas fechas?

Si las disfrutas y aún conservas ese espíritu de la magia que te hacía emocionarte cuando niño y te encanta hacer regalos, preparar la comida y reunirte con familia y amigos, pues a disfrutar, aprovecha un año más .

Comparte algo de este espíritu con alguien que se sienta solo, que no pase un buen momento , que sienta que la falta de trabajo o que su momento vital no le es favorecedor y regálale algo de esperanza , de alegría . Un simple saludo, una llamada , una invitación pueden cambiar el panorama de alguien que no se encuentra bien. Eso volverá a quien lo brinda en forma de agradecimiento y un sentimiento de solidaridad que es reconfortante.

Pero si eres de los que se les hace difícil, de los que cada año desearían marcharse y no ver a nadie, que están artos del consumismo, de los atracones , de las reuniones forzadas, recomiendo asumir que es una época del año que se ha de transitar y que huir de las ceremonias no reduce el malestar. Lo que si podemos cambiar es la rigidez con que las vivimos. Intenta elegir con quien estarás al menos en uno de los días, o elegir el sitio. Cumple con lo que te hace pertenecer a tu familia sin herir a nadie , pero respetando tus tiempos y tus deseos.

¿Como hacerlo? Tal vez no sea necesario acudir a todas las cenas y comidas, ni hacer tantos regalos. Basta con estar presente y hacer un brindis con quienes realmente te importan. Elige una fecha para estar con la familia y respétate la posibilidad de decidir con quien pasas el resto.

Aprovecha los días de vacaciones para hacer una escapada que hace tiempo vienes postergando, hacer arreglos en la casa o incluso puedes colaborar con alguna institución que requiera voluntarios para estos días. Son formas diferentes de pasar las fiestas y de no estar sometido todo el tiempo a las dinámicas familiares, sin aislarse y encontrando satisfacción.
También recuerda que las reuniones familiares o laborales, suelen ser mejor de lo que esperamos, puede dar una gran pereza movilizarnos, cumplir con los preparativos, imaginarnos los comentarios fuera de lugar de tal o cual, pero que una vez ahí, un apretón de manos, la sonrisa de un niño , una rica comida , nos hace sentir reconfortados y darnos cuenta que no era tan terrible.

A menudo la situación se complica cuando hay que llegar a acuerdos de pareja. Una vez más podemos ser víctimas de la rigidez y rutina. Cada uno quiere o debe reunirse con su familia. En este caso es importante saber escuchar y respetar el deseo del otro y que cada uno pueda ceder en algo. Este año no tiene que ser, si o si, como todos. Haz algo diferente, no pasará nada porque le des el gusto a tu pareja de pasar el fin de año en otro sitio o que os quedéis en casa. La madre , abuela lo sabrán comprender y sino lo deberán aceptar.
Si los padres están felices , los niños aceptaran y disfrutaran de lo que ellos hayan decidido y habrá otro día para estar con los abuelos y primos.

Los regalos a los niños suelen se excesivos hasta el punto que ni ellos mismos los disfrutan. Buscar regalos más personales, hacer alguna artesanía, juguetes creativos que dejen una parte a la imaginación del niño.

¿El nuevo año es un nuevo comienzo, o es una fecha más donde nada cambia?

Apostemos por la primera opción. La vida y la sociedad está llena de convencionalismos , pero si podemos renovar las esperanzas, las fuerzas, plantearnos nuevos objetivos, hacer un ritual para pedir deseos, ¿por qué no? Hagámoslo con fe, con todo el corazón. Veámoslo como una oportunidad de tomarnos más en serio la vida.
Porque hay un hecho que no es ni convencional, ni relativo , ni eludible y es que la vida pasa, que los años se van y que el momento de comprometernos con nuestros sueños, nuestros deseos y nuestras responsabilidades es ahora….. bueno teneis hasta el 31 Diciembre. Bromas a aparte, no permitamos que el desanimo nos invada ,tomemos impulso , aprendamos de los errores pasados y emprendamos este 2017 con valentía y coraje.