Arteterapia, un camino de expresión y transformación

pecesCuando pintamos o dibujamos estimulamos la parte derecha de nuestro cerebro que es la imaginativa , intuitiva y emocional, son partes de nuestro psiquismo de las cuales normalmente estamos más o menos desconectados.

La arteterapia con un enfoque Gestáltico  es una oportunidad diferente y tranformadora de conocerse, cambiar y crecer.
Tomar contacto con nuestra intuición , nuestra sabiduría inconsciente, nuestras emociones ocultas, nos abre puertas muy poderosas para conocernos y transformar nuestra vida.
A través de la pintura , el trabajo con arcilla o el dibujo se pueden expresar partes internas que estaban escondidas. Es una forma agradable y gratificante de vencer resistencias.
Las obras plásticas, como los cuadros realizados en arte terapia, cobran vida propia y ayudan a tomar contacto con conflictos a veces negados, pero también abren caminos a soluciones que no éramos capaces de concebir hasta el momento.
La guía y sostén del terapeuta son fundamentales en este proceso. Por una parte ayuda a descubrir el sentido y emoción que encierra una imagen, invita a ampliar y profundizar en ciertos contenidos y a expresar, en un terreno seguro, aspectos personales que no eran visibles.
El terapeuta también cuida y protege al que está haciendo la experiencia de pintar , ya que escoge el camino menos angustioso, más creativo y vivificante para tratar su conflicto o problema a través de la pintura.

“Donde no alcanza la palabra las imágenes pueden nombrar lo innombrable, pueden describir lo indescriptible, pueden proporcionar alivio y pueden ofrecer una mirada a las profundidades del interior. Pueden facilitar el fluir de la energía psíquica, cambiando su distribución y por lo tanto su dinámica interior.” Jolande Jacobi

Los problemas psicológicos, los conflictos emocionales e incluso los trastornos mentales mas graves se tratan y resuelven arrojando luz a una zona de sombra.
Hay alternativas o aspectos de lo que nos pasa que ni siquiera consideramos, no los vemos o nos atemorizan. Las imágenes pintadas nos hacen descubrir esas zonas en sombras, experimentarlas, aceptarlas o decidir que deseo cambiarlas.

“ En como abordamos la tarea de pintar (moldear , dibujar) se refleja nuestra forma de abordar cualquier tarea en la vida” Katharina Widmer

Las personas en general funcionamos de forma repetitiva, transitamos senderos similares y dejamos fuera opciones valiosas. Cuando estamos inmersas en la angustia la ansiedad, el miedo , un dolor o enfermedad psicosomática, no logramos ver mas allá de nuestro problema. Solemos sentirnos victimas de nuestro malestar, de nuestra rutina de nuestra rigidez o de nuestro caos. No sabemos que hacer para remediar, cambiar o diversificar aquello que nos oprime. Pintar nos hace dar un paso para salir de la pasividad a la actividad, estamos haciendo algo completamente diferente de lo habitual.

La expresión de sentimientos y conflictos provocan un cambio interior de energía hay algo de lo que estaba dentro que está fuera y que desde ahí puedo modificarlo, verlo a otra distancia, iluminarlo, cambiarlo de color y eso repercute en la percepción y emoción que tenemos del problema o de la parte de nosotros mismos que deseamos explorar .
Cuando se realiza una sesión de arte terapia está implicado todo el cuerpo, no solo los ojos y las manos. Es importante prestar atención a sensaciones físicas, tenciones, respiración y movimientos todo forma parte de la experiencia y tiene importancia.
De ninguna manera es necesario saber pintar o dibujar, no se trata de alcanzar ningún objetivo estético, sino estar presente y receptivo a lo que va surgiendo a medida que avanza el trabajo

El trabajo con arteterapia ayuda tanto a personas que han vivido situaciones traumáticas o con fuertes bloqueos, que a través de la pintura pueden exteriorizar lo que no saben o no pueden con palabras, como puede ser una gran experiencia para personas que desean explorar su mundo de una forma diferente.